martes, 12 de julio de 2011

Uno de matrimonios

Él esta tumbado, medio tirado en el sillón. La camiseta sin mangas, deja notar una enorme barriga cervecera. Con los pantaloncitos cortos y las zapatillas de dedo, sus peludas piernas descansan sobre el cojín del suelo. La barba no afeitada del fin de semana, el brillo del sudor en su cara y el poco pelo que le queda despeinado, terminan de describir la estampa.

En la mano, una cerveza. En la otra, el mando del televisor.
En la mesa, dos latas de cerveza ya vacías, el cenicero lleno y un plato con cáscaras de cacahuetes.
El cigarrillo, colgando de la comisura de la boca.
Viendo el partido de fútbol en la televisión, apenas dice ni hace nada si no es para acordarse de la familia del árbitro.
Ella sale de su habitación, monísima.
Guapa, elegante, arreglada y perfumada, pasa por delante de él cuando le pregunta:
- ¿Adónde vas tan empingorotada?
Ella le contesta:
- A dar un paseo con mis amigas
Antes de salir por la puerta, se detiene un momento, se queda mirando el lamentable cuadro y se hace, en alto, esta pregunta:
- ¿Será posible que yo un día vuelva a amarte?
A lo que él, sin apartar los ojos del televisor, responde:
- Y tú, ¿cuándo cojones has estado en Marte?

7 comentarios:

caarsa dijo...

Que si hay que ayudarla a volver se le ayuda ehh!!

Abrazos

Belén dijo...

Jeee, muy bueno

Besicos

Dr. Espinosa dijo...

Muy bueno. Está claro que el que no se quiere dar por aludido no se da.

S. dijo...

jajaaaajaaaa qué buenooo

Pilota dijo...

Si ej queee no tienen remedio

manolito dijo...

estbas pensando en mi?????

si no fuera por la mahou..

oiga. q creo q se merece una entrada--

se la voy a dar.

abrazo y salud.

CECILIARUIZ dijo...

JA JA MUY BUENO, NO SE ENTEREO O HIZO NO ENTERARSE E AQUI LA COSA.
EL AMOR LO SUPERA TODO, HASTA LO QUE HUELE MAL.

Related Posts with Thumbnails