jueves, 3 de febrero de 2011

Amistad y confianza

Un lépero, o del Rincón de Beniscornia, o de donde cada cual elija, de viaje a Japón, se compra un par de gafas de gran tecnología, que hacía ver desnudas a todas las mujeres. Manolo se pone las gafas, Mira, y ve desnudas a todas las mujeres...estaba encantado. Se pone las gafas, desnudas. Se las quita, vestidas. ¡Ay, por Dios, qué maravilla! Y Manolo regresó al pueblo, loco por mostrarle a su mujer la novedad. En el avión, se siente enloquecido, viendo a las azafatas totalmente desnudas. Cuando llega a casa, inmediatamente se coloca las gafas, para ver desnuda a su esposa. Abre la puerta y ve a Marta (su esposa) y a Paco (su amigo), ¡desnudos en el sofá! Se quita los anteojos, desnudos. Se pone los anteojos, desnudos. Se los quita...desnudos. Se los pone...desnudos. Y exclama: ¡Joder!, esta mierda se ha roto.

8 comentarios:

chafardero dijo...

No estaban rotas, sólo empañadas

juan rafael dijo...

Así que es cierto que si te compras tecnología extranjera, después aquí no funciona.

Julio-jagdo dijo...

No sé, no se, parece que hay gato encerrado.

Mara Jade Garland dijo...

Si ya lo decían los Chanclas, que el Japón está mu lejos!

noveldaytantos dijo...

Esos trastos no suelen funcionar. Yo vi a mi suegra con 3 pollas cuando solo tiene 2.

semilla negra dijo...

Porfaaa escribe más a menudo, me encantan tus chistes...triunfo donde voy...

Belén dijo...

Pues ahora que vuelva a Japón y que pida el dinero jajajajajajaj

Besicos

S. dijo...

jajajjaja

Related Posts with Thumbnails